sexta-feira, 24 de agosto de 2012

labirintos

la noche nos impone su tarea
mágica, destejer el universo,
las ramificaciones infinitas
de efectos y de causas que se pierden
en ese vértigo sin fondo, el tiempo.

la noche quiere que esta noche olvides
tu nombre, tus mayores y tu sangre,
cada palabra humana y cada lágrima,
lo que pudo enseñarte la vigilia,
el ilusorio punto de los goémetras,
la línea, el plano, el cubo, la pirámide,
el cilindro, la esfera, el mar, las olas,
tu mejilla en la almohada, la frescura
de la sábana nueva, los jardines,
los imperios, los Césares y Shakespeare
y lo que es más difícil, lo que amas.

curiosamente, una pastilla puede
borrar el cosmos y erigir el caos.
                                                         - el sueño, la cifra, 1986
                      o grande Jorge Luis Borges, a luz de Bach em sol, espelhos, ...e tigres 





Um comentário:

Rejane Martins disse...

É o 4°movimento da Sonata n°1 in g-minor, de Bach, e Jascha Heifetz, no violino.

Bom e belo final de semana pra ti, Tom.